Trump: “La inmigración es un privilegio, no un derecho”


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que "la inmigración es un privilegio, y no un derecho", e insistió en que la protección de los ciudadanos de su país debe ser una prioridad de seguridad nacional.

En su rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, Trump dijo que ambos líderes coincidieron en su reunión en la Casa Blanca en la "prioridad de proteger" a los ciudadanos de sus respectivas naciones y en que "la seguridad migratoria es seguridad nacional".

"También reconocemos que la seguridad migratoria es seguridad nacional. Debemos proteger a nuestros ciudadanos de aquellos que tratan de difundir el terrorismo, el extremismo y la violencia dentro de nuestras fronteras", dijo el mandatario ante la prensa.

Trump insistió en que "la inmigración es un privilegio, y no un derecho", y en que "la seguridad de nuestros ciudadanos debe ser siempre lo primero, sin cuestionamientos".

Respecto a la lucha antiterrorista, el presidente estadounidense apreció los esfuerzos alemanes para acabar con el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y subrayó que los dos países deben "seguir trabajando juntos" para protegerse del terrorismo islamista.

"Aplaudo a la canciller Merkel por las contribuciones de Alemania, tanto civiles como militares, como miembro de la coalición contra el EI", añadió Trump.

Durante la campaña electoral, Trump criticó duramente a Merkel por haber aceptado a refugiados sirios en su país, una política diametralmente opuesta a sus medidas en suelo estadounidense, ya que ha intentado en dos ocasiones prohibir la entrada a dichos refugiados, aunque sus órdenes fueron bloqueadas por la Justicia.

"Francamente, Europa va a tener que lidiar (con la crisis de refugiados), van a tener disturbios en Alemania. En Alemania, siempre pensé que Merkel era una gran líder, pero lo que ha hecho en Alemania es una locura, es una locura, están teniendo todo tipo de ataques", dijo a finales de 2015 el ahora presidente.

Se trata del primer encuentro cara a cara entre los dos mandatarios, en el que también abordaron temas de comercio exterior, la contribución a la OTAN de sus países miembros y la crisis en Ucrania, entre otros aspectos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que tiene "algo en común" con la canciller alemana, Angela Merkel: que ambos, según él, han sido espiados por orden del expresidente Barack Obama.

"Sobre las escuchas telefónicas de la anterior Administración, al menos tenemos algo en común, quizá", dijo Trump durante su conferencia de prensa conjunta con Merkel.

MERKEL ESPERA QUE SE REABRA LA NEGOCIACIÓN SOBRE EL TRATADO COMERCIAL UE-EEUU

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó hoy su deseo de que el presidente estadounidense, Donald Trump, considere reabrir la negociación sobre el tratado de libre comercio e inversiones (TTIP) entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

"Espero que podamos reabrir las conversaciones sobre TTIP", dijo Merkel en una rueda de prensa en la Casa Blanca junto a Trump.

La canciller alemana, Angela Merkel, llegó hoy a la Casa Blanca para mantener su primera reunión con el presidente estadounidense, Donald Trump, en la que se espera que hablen de la Unión Europea (UE), la relación con Rusia y los intereses de los inversores alemanes en EEUU.

Trump la recibió en la puerta del ala oeste de la Casa Blanca, donde se encuentra su oficina, y ambos se estrecharon la mano y sonrieron a las cámaras antes de entrar en la mansión presidencial.

Ambos tenían previsto hablar a solas durante unos quince minutos y mantener después un encuentro junto a sus delegaciones durante otros 45 minutos, seguido de una reunión con empresarios de EEUU y Alemania para conversar sobre "el desarrollo y la formación vocacional de la mano de obra", según la Casa Blanca.

La relación entre Trump y Merkel ha sido fría hasta ahora: antes de asumir la presidencia, el pasado 20 de enero, el nuevo mandatario de EEUU acusó a la canciller alemana de haber cometido "un error catastrófico" con su política de refugiados.

Por su parte, Merkel criticó el veto migratorio impuesto por Trump y suspendido por un juez federal.

La reunión de hoy permitirá a ambos líderes mantener un primer contacto personal del que no deben esperarse grandes revelaciones en cuanto a contenidos, según la Cancillería alemana, ya que éstos se definirán en la ronda de cumbres multilaterales de los próximos meses, de la OTAN, el G7 y el G20.

Aún así, la canciller alemana quiere trasladar a Trump la "significación central" que para Berlín tiene la UE, y que el partido liberal VVD del primer ministro holandés Mark Rutte haya sido el ganador de los comicios celebrados el miércoles en Holanda, lo que es un "resultado proeuropeo", según destacó Merkel.

La canciller pretende también hacer valer el peso económico de Alemania para Estados Unidos, defender los intereses de los inversores alemanes en el país y dejar claro que no se admitirán nuevos aranceles o tratos discriminatorios para sus empresas.

Trump, por su parte, quiere aprovechar la relación para establecer una relación "personal" con Merkel y pedirle consejo sobre su experiencia en el trato con el presidente ruso, Vladímir Putin, según ha adelantado la Casa Blanca.

En particular, Trump quiere conocer el punto de vista de la canciller alemana sobre el papel que puede desempeñar EEUU en la búsqueda de una solución al conflicto en Ucrania y en la aplicación de los acuerdos firmados en Minsk en febrero de 2015.

Previous Secret Service laptop with Trump Tower floor plans stolen in New York - ABC News
Next Este puente, carreteras seguras con operativo “Benito Juárez” – Uno TV Noticias