Posts in tag

Reino Unido


Los padres del bebé británico en estado terminal Charlie Gard anunciaron que ponen fin a la batalla legal que mantenían a fin de poder someter a su hijo a un tratamiento experimental en Estados Unidos.

El abogado que representa a la pareja formada por Chris Gard y Connie Yates, Grant Armstrong, dijo que “tristemente, el tiempo se ha agotado” para poder tratar al pequeño de 11 meses, que padece el síndrome de depleción de ADN mitocondrial, un extraño desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos.

El británico Chris Gard, padre del bebé en estado terminal Charlie Gard, lamentó hoy el “muchísimo tiempo malgastado” en el caso del pequeño hasta llegar a un “punto de no retorno” para él.

En un comunicado leído a las afueras del Tribunal Superior de Londres, Gard señaló que él y su pareja, Connie Yates, han decidido abandonar la lucha legal que mantenían con el hospital londinense Great Ormond Street al considerar que “ahora la perspectiva de obtener mejorías son demasiado bajas” para el bebé.

Charlie Gard, de 11 meses, padece síndrome de depleción de ADN mitocondrial, un extraño desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos. El hospital aboga por desconectar las máquinas que lo mantienen con vida para que pueda morir con dignidad, mientras que sus padres pretendían someterle a un tratamiento experimental en Estados Unidos, algo a lo que definitivamente renunciaron hoy.

TIEMPO MALGASTADO CUANDO HUBO UNA OPORTUNIDAD

Gard consideró que “se ha malgastado muchísimo tiempo” con su hijo, pues “si se le he hubiera aplicado el tratamiento antes, habría tenido el potencial de ser un niñito normal y sano”, explicó.

“Tuvimos la oportunidad pero no nos permitieron dártela”, leyó Gard dirigiéndose a su bebé, al que calificó de “luchador” y del que dijo que “ha tenido un gran impacto y ha tocado a más personas en este mundo en sus 11 meses de vida que muchas personas en toda su vida”.

Según indicó, los últimos exámenes médicos han revelado que los músculos de Charlie se han deteriorado hasta el punto de que el daño es ya “en gran parte irreversible” y que, aunque un tratamiento experimental funcionara, “su calidad de vida ahora” no sería la deseada.

Reiteró que él y Yates siempre actuaron movidos por “el mejor interés” para el bebé y que ahora han decidido “dejarle marchar” por la “única razón” de que “la perspectiva de que experimente mejoras es, desafortunadamente, ahora muy baja para Charlie”.

Chris Gard y Connie Yates han luchado para que su hijo fuera trasladado a Estados Unidos, donde hubiera sido tratado con una terapia de nucleósidos experimental que aún no sido probada en ratones.

SIN FUNCIONES ACTIVAS

Ambos han protagonizado una campaña internacional y han contado con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el papa Francisco. Hoy, tras meses de batalla legal, Gard y Yates anunciaron que no seguirán luchando.

El bebé, que no tiene ninguna función activa, permanece ingresado en el hospital Great Ormond Street de Londres, conectado a unos aparatos que le mantienen con vida.El Tribunal Superior de Londres, que dirimía el caso, tenía previsto decidir mañana si autorizaba o no que el pequeño fuera trasladado a Estados Unidos para recibir un tratamiento experimental.

En una vista en el citado tribunal londinense, Armstrong explicó que, a la vista de los últimos análisis médicos realizados para evaluar la salud del pequeño, que no tiene ninguna función activa, se había evidenciado que el daño ocasionado al músculo y los tejidos del bebé es “irreversible”. “Los peores temores de los padres se han confirmado”, apuntó el abogado, que agregó que “ahora es demasiado tarde para Charlie”.

Este representante legal reveló además que la pareja tenía la sensación de que prolongar su lucha legal en los tribunales ocasionaría “dolor” al bebé al comparar el caso, que ha atraído una enorme atención mediática en todo el mundo, a “una tragedia griega”.

“A estos padres les esperan días negros por delante y desean atesorar el tiempo que les queda con Charlie, sin importar lo corto que pueda ser”, añadió el abogado, que apuntó que la pareja quería que de su caso “se aprendan lecciones”.

La madre del pequeño afirmó en el transcurso de esa audiencia judicial que ésta había sido “la decisión más dura” que habían tenido que tomar. El resultado de un nuevo escáner realizado al pequeño la pasada semana ofreció una “triste lectura” sobre su salud, según confirmó el pasado viernes la abogada Katie Gollop, quien representa al hospital londinense Great Ormond Street.

Los médicos de ese hospital mantenían desde hace tiempo que la calidad de vida de Charlie no mejoraría y abogaban por desconectar las máquinas que lo sustentan para que pueda morir con dignidad.

Los padres han luchado durante las últimas semanas para que su hijo fuera trasladado a EE.UU., donde hubiera sido tratado con una terapia de nucleósidos experimental que, no obstante, ni siquiera ha sido probada en ratones.

Yates y Gard han protagonizado una campaña internacional para lograr que su hijo pueda seguir siendo tratado y han contado con el apoyo del presidente estadounidense, Donald Trump, y el papa Francisco. La pareja ha reunido medio millón de firmas en apoyo de su causa y 1,3 millones de libras (unos 1,5 millones de euros) para financiar el tratamiento del niño en el extranjero.

La diferencia principal entre Canarias y las dos regiones que le siguen, Île-de-France y Cataluña, es que la primera es un destino puramente de sol y playa y las otras dos tienen grandes e importantes ciudades donde existe un turismo más cultural. Otras de las regiones donde la playa actúa como imán en la atracción …

La reina Isabel II, acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, despidió hoy oficialmente a los Reyes de España en el palacio de Buckingham, residencia oficial de la Familia Real británica, tras la visita de Estado de tres días.

Desde el miércoles, el rey Felipe VI y la reina Letizia se alojaron en la residencia real londinense como huéspedes de la jefa de Estado británica, de 91 años.

Como marca el protocolo, Isabel II despidió a los reyes antes de la visita que éstos harán al Instituto Francis Crick, en Londres, la mayor instalación de investigación biomédica de Europa, donde hablarán con expertos españoles.

Letizia llevaba una falda de color rosa pálido y una blusa blanca, mientras que Isabel II iba con un vestido verde y su inseparable cartera negra.

EN LA UNIVERSIDAD DE OXFORD

El Rey de España elogió hoy a Oxford por contribuir a “modelar el alma de Europa” y atraer talentos extranjeros y animó a no descuidar la internacionalización de las universidades, porque la colaboración científica y “la libre circulación del talento” están en su propia esencia.

Felipe VI y la Reina Letizia completan su primer viaje de Estado al Reino Unido con una visita a la Universidad de Oxford que incluyó un recorrido por la Weston Library para conocer algunas joyas bibliográficas españolas y un almuerzo en el Divinity College, ofrecido por el rector, Christophen Patten.

Ante casi un centenar de catedráticos y profesores, el monarca subrayó que la Universidad está “obligada a detectar los problemas” que aquejan a las sociedades europeas “incluso antes que la clase política” y “a proponer soluciones basadas en la experimentación y el conocimiento”.

“Ninguna universidad puede ser ajena” a fenómenos como el cambio climático, “la brecha tecnológica y económica entre los países del norte y del sur, las guerras y sus causas, la intolerancia” o “las migraciones”, recalcó el Rey, antes de añadir: “Si la universidad desconoce o ignora estos fenómenos o no los pone al frente de su hacer, se resentirán nuestras sociedades y nuestras democracias”. “Y en tiempos de incertidumbre como los que vivimos, esta vocación moral de la universidad es más importante que nunca para luchar contra fenómenos como la xenofobia, el racismo o la desigualdad”, advirtió.

En este contexto, argumentó que el carácter social y de servicio público impone a las universidades “el deber de contribuir” a fortalecer principios comunes a las sociedades occidentales como “la libertad, la igualdad de oportunidades y de género, la tolerancia, la solidaridad y la cooperación al desarrollo, la paz y el valor de la diversidad”.”Solo si la Universidad mantiene y desarrolla con políticas activas estos principios, podremos tener sociedades, no solo ricas, sino además justas, formadas por individuos no solo capacitados técnicamente, sino con valores morales que les permitan un liderazgo social responsable”, concluyó su reflexión.

Tras recordar que Oxford fue lugar de formación de “innumerables estadistas y hombres de letras de Gran Bretaña” y también escenario del saber de “españoles de talla global como Luis Vives o Blanco White”, valoró el “fructífero diálogo” de este centro con el resto de las universidades más antiguas de Europa, entre ellas la de Salamanca.

Este diálogo aportó “todo un sistema de valores sin los cuales Occidente no sería hoy lo que es”, con principios como “la libertad de expresión y de cátedra, la autonomía académica, la investigación y publicación generosa de sus resultados” y, de modo más reciente, “la igualdad de oportunidades”, ideales que hoy son en buena parte responsables del progreso de las sociedades más avanzadas.

En otro momento de su discurso, resaltó que las universidades están obligadas a “atraer talento”, un “objetivo primordial” que deben llevar a cabo mediante un “diálogo constructivo” con poderes públicos y privados, sobre la base de que “el conocimiento se comparte con alumnos de todo el mundo”.

En este punto, señaló que entre los países que más comparten sus estudios y avances científicos figuran España y el Reino Unido, nación que a su vez es “un ejemplo de red de universidades globales”, ya que el 28 por ciento de su profesorado es extranjero y el 16 por ciento procede de la UE.

La primera ministra británica, Theresa May, recibió hoy a Felipe VI de España en su residencia y despacho oficial de Downing Street, donde ambos almorzarán y tendrán ocasión de departir sobre asuntos de interés bilateral.

May dio la bienvenida a Su Majestad a las puertas de la vivienda, en el número 10 de la calle londinense, donde los dos se estrecharon la mano y posaron para la prensa antes de entrar al interior.

Antes de la llegada del monarca, que realiza, con la reina Letizia, una visita de Estado de tres días al Reino Unido, que concluye mañana, la jefa del Gobierno destacó la “firme amistad” y “el histórico vínculo” que une a los dos países.

“La larga relación entre el Reino Unido y España se ha construido a lo largo de los siglos sobre los cimientos profundos y sólidos de nuestra historia, valores e intereses compartidos”, afirmó en un comunicado divulgado con anterioridad.

“La visita de Estado de esta semana es una oportunidad de celebrar este histórico vínculo entre nuestros países y nuestros ciudadanos”, dijo May, que deseó que esta asociación “se refuerce aún más en años venideros”.

El almuerzo con la primera ministra es el penúltimo acto de la agenda de hoy, que se cerrará esta noche con un banquete ofrecido por el alcalde de la City de Londres en honor de los Reyes.

Previamente, Felipe VI asistió a un encuentro de empresarios hispano-británicos y visitó, junto con la reina Letizia, la abadía de Westminster, además de reunirse con la colectividad española en la embajada de España en Londres.

Felipe VI subrayó hoy en un encuentro empresarial en la City londinense que España y el Reino Unido deben asegurar que las negociaciones para el “brexit” reduzcan “al mínimo” las incertidumbres generadas entre las empresas españolas y los posibles obstáculos futuros en la relación económica bilateral.

Ante dos centenares de empresarios de los dos países y representantes de ambos Gobiernos, el Rey de España consideró “extremadamente importante” que el nuevo marco de relaciones tras la salida del Reino Unido de la UE garantice condiciones para una estrecha cooperación económica y comercial que minimice futuros obstáculos y barreras.

Tras señalar que la fuerte presencia de empresas españolas en el Reino Unido se ha incrementado de forma significativa en los últimos años, el monarca agradeció al empresariado británico su confianza en España y se mostró convencido de que la mantendrán también en este momento en que ambos países deben afrontar “importantes desafíos”.

En este contexto, advirtió de que el escenario originado por el “brexit” ha creado incertidumbre y dudas para los negocios y las empresas españolas, especialmente entre las de pequeño y mediano tamaño (pymes), que deben reducirse al mínimo en las negociaciones, y proclamó que el compromiso común a favor de la apertura de mercados y la inversión “debe continuar”.

Además de urgir a autoridades y empresarios británicos a seguir adelante en su tradicional apuesta por los beneficios de la cooperación económica y la apertura de mercados, destacó que, gracias a las reformas puestas en marcha frente a la crisis, España es actualmente la economía con el crecimiento más rápido de la UE.

Don Felipe se declaró firmemente convencido de que aún queda mucho potencial de mejora en la cooperación económica bilateral, después de recordar que el Reino Unido es el tercer mercado de exportación para España y el primer destino de sus inversiones.

Durante 2016, España fue incluso el mayor inversor en este mercado, con operaciones en los más variados sectores, entre los que destacó el de infraestructuras por sus proyectos para la construcción de túneles ferroviarios en Londres y la inminente inauguración del puente Queens Ferry Crossing, que se convertirá en el más largo del mundo entre los sustentados por tres torres.

El Rey de España expresó hoy a los parlamentarios británicos su confianza en que el diálogo necesario y el esfuerzo de los dos Gobiernos permitirán avanzar hacia soluciones aceptables para todos en el contencioso sobre Gibraltar, ante el que ambos países redoblarán su determinación para superar diferencias.

En el segundo discurso pronunciado por un monarca español ante el Parlamento británico, tras el que hace 31 años leyó el Rey Juan Carlos, Felipe VI animó asimismo a los dos Ejecutivos a seguir trabajando para que el acuerdo de salida del Reino Unido de la UE garantice la “necesaria confianza y certidumbre” a los cientos de miles de españoles y británicos residentes en los respectivos países.

Durante su intervención en una sesión conjunta extraordinaria de las dos Cámaras británicas celebrada en la Royal Gallery del Palacio de Westminster, leída casi íntegramente en inglés, el Rey manifestó además su solidaridad y la de España con el pueblo británico ante la “cobarde violencia terrorista”, contexto en el que ha rendido tributo al español Ignacio Echevarría, fallecido en el atentado registrado el 3 de junio en Londres.

Además de homenajear a Echeverría, que, como otros muchos, demostró un “comportamiento ejemplar y heroico” en los últimos atentados de Londres, don Felipe elogió la dignidad del pueblo del Reino Unido, así como su entereza y fe en la victoria, que “harán prevalecer una y otra vez la libertad sobre cualquier forma de extremismo o fanatismo que conduzca a la violencia y el extremismo”.

“Quiero decirles que siempre contarán con el afecto de los españoles; saben bien que somos sus amigos leales y aliados”, recalcó el monarca, antes de subrayar que “cada miserable ataque nos ataca a todos nosotros, porque las víctimas son de todos nosotros, porque no importa su origen, raza, religión o condición”.

ANTE EL BREXIT, PIDE ANTEPONER LOS INTERESES DE LOS RESIDENTES EN AMBOS PAÍSES

Respeto a la decisión del Reino Unido de abandonar la UE, que España respeta “plenamente”, aunque le “pueda pesar”, puso de relieve que los Gobiernos español y británico deberán “trabajar intensamente” para mantener “e incluso mejorar” el entramado de relaciones que han construido ambos países dentro del proyecto europeo”.

“Debemos pensar especialmente en los centenares de miles de británicos y españoles residentes en nuestros respectivos países”, unos ciudadanos “que aspiran legítimamente a una vida digna y segura para ellos y sus familias”, advirtió el monarca.

También dedicó unas palabras de elogio a Isabel II, una “admirable reina” de la que ensalzó su “patriotismo, sentido de la responsabilidad, amor a su pueblo y permanente vocación de servicio en beneficio de todos los ciudadanos británicos”.

Recordó en este punto que España y el Reino Unido son dos monarquías parlamentarias con “un firme compromiso con la pluralidad y la diversidad”, que “enriquecen” a sus sociedades, y comparten igualmente el “respeto a la soberanía nacional y a la legalidad”.

Insistió a continuación en destacar los “extraordinarios vínculos” que han unido y siguen uniendo a las Coronas española y británica, con menciones a Leonor de Castilla, Catalina de Aragón y el matrimonio entre Felipe II y la reina María Tudor, antes de concluir: “Es para mí un orgullo ser descendiente de la Reina Victoria”.

Al pasar revista a las “excelentes relaciones bilaterales”, destacó no solo el importante papel que desempeñan las empresas españolas en distintos sectores del mercado británico y las oportunidades existentes para ellas en el sector de las infraestructuras, sino también los “intensos intercambios” intelectuales, científicos, artísticos, culturales y deportivos.

Entre fuertes aplausos de los parlamentarios británicos, puestos en pie, Felipe VI cerró su intervención con un recuerdo a las palabras pronunciadas por su padre en el mismo lugar hace 31 años, en abril de 1986: “Somos dos naciones a las que todo nos llama a la comprensión, el apoyo y el afecto”.

La reina Isabel II y el duque de Edimburgo recibieron hoy a los Reyes de España con una solemne bienvenida oficial antes de acompañarles en carroza hasta el Palacio de Buckingham, donde residirán durante su visita de Estado de tres días al Reino Unido.

Acompañados por el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles desde el hotel donde se alojaron anoche tras su llegada a Londres, Felipe VI y la reina Letizia se encontraron con sus anfitriones poco después de mediodía en el recinto de ceremonias de Horse Guards Parade, próximo a Trafalgar Square, donde saludaron a una delegación oficial encabezada por la primera ministra, Theresa May.

Piezas de artillería dispararon 42 salvas desde la Torre de Londres y otras tantas desde Green Park durante esta ceremonia de bienvenida, en la que rindió honores a los Reyes el primer batallón del regimiento de la Guardia Irlandesa, acompañado por su banda y cuerpo de gaitas y tambores.

El Rey, acompañado por el duque de Edimburgo, pasó revista a las tropas al término de la ceremonia, tras la que Felipe VI junto a Isabel II y la reina Letizia con el esposo de la soberana subieron a sus respectivas carrozas para completar el tradicional recorrido por el Mall, la amplia avenida que desemboca en Buckingham, engalanada hoy con enormes banderas españolas y británicas.

Tras la lluvia que recibió ayer a los Reyes a su llegada al aeropuerto de Stansted, el clima permitió hoy que los dos jefes de Estado y sus cónyuges realizaran este recorrido con sendos coches de caballos descubiertos, lo que favoreció una imagen de mayor cercanía al numeroso público que seguía el paso de la comitiva desde ambos lados de la avenida.

La escolta del regimiento real de caballería y su banda de música completaba la comitiva encabezada por una histórica carroza, la “1902 State Landau”, construida aquel año para la coronación del rey Eduardo VII, el mismo coche de caballos que se usó en 1981 para la boda del príncipe de Gales con lady Diana Spencer y en 2011 para el enlace del príncipe Guillermo con Catalina Middleton.

Hoy eran Isabel II y su invitado, Felipe VI, quienes paseaban en este coche de caballos, desde el que tuvieron ocasión de saludar a los londinenses, españoles y turistas que contemplaban el recorrido de los monarcas, seguidos de una segunda carroza (“Semi-State Landau”) que compartían la reina Letizia y el duque de Edimburgo.



35 karatecas compitieron en el VI Open de Fuerteventura de Kumite y Katas, que se celebró este sábado, 8 de julio, en el Campo de Lucha de Morro Jable. El Club de Artes Marciales El Jable Kyokushin organizó este evento deportivo, en colaboración con IKO Spain y el Ayuntamiento de Pájara.

Dentro del panorama insular, el evento contó con la participación del Club Herbania de Puerto del Rosario y karatecas de las sedes de El Jable de la Lajita y Morro Jable. Asimismo, participaron karatecas de Tenerife, Badalona, Barcelona, Tarragona y Reino Unido. En la categoría Katas particiaron 10 competidores, mientras que en Kumite lo hicieron 25.

El trofeo al mejor competidor local fue otorgado a Reda Lamghali, del .C.A.M El Jable; mientras que el premio al más técnico fue para el karateca Gerard, de Hospitalet de Llobregat. Por su parte, Jahmaine Christie, de Reino Unido, consiguió el trofeo al más rápido, y Sebastián de Hospitalet consiguió el trofeo al mayor espíritu.

El concejal de Deportes, Manolo Alba, da la enhorabuena a todos los participantes, especialmente a los karatecas del C.A.M El Jable, por los excelentes resultados obtenidos.

Los Reyes viajan este martes a Londres para iniciar al día siguiente una histórica visita de Estado al Reino Unido que reafirmará la cooperación económica, educativa y científica en un momento marcado por el “brexit”, ante el que mostrarán su apoyo a empresas y residentes españoles en este país.

Acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, Felipe VI y la Reina Letizia pondrán de relieve el interés de España por mantener el excelente nivel actual de relaciones bilaterales -que según fuentes diplomáticas se encuentran “en su mejor momento histórico”-, pese a las incertidumbres planteadas por las negociaciones británicas para la salida de la UE.

En este contexto, el viaje de los Reyes trasladará a los compatriotas residentes en el Reino Unido un mensaje de tranquilidad y apoyo para que se reconozca su enorme aportación al país en que trabajan o estudian y servirá también para dar a conocer a la opinión pública británica la contribución de las empresas españolas, determinadas a permanecer en ese mercado pese al “brexit”.

LA ÚLTIMA VISITA HACE MÁS DE 30 AÑOS

Los bancos Santander y Sabadell y las compañías Telefónica, Iberdrola, Ferrovial, Inditex, Cepsa, CLH y Gestamp, que operan en el Reino Unido en puestos muy destacados de sus respectivos sectores, son algunas de las cerca de cien entidades españolas que estarán representadas por altos directivos en la agenda económica de esta visita, centrada en la jornada del jueves.

Ese día, don Felipe presidirá un encuentro empresarial para alentar nuevas oportunidades comerciales y de inversión, en el que intervendrán los responsables de Comercio Exterior de ambos Gobiernos y en el que ejercerá como anfitrión el alcalde de la City, Andrew Parmley, quien ofrecerá además una cena en honor de los Reyes a la que asistirán unos 500 invitados.

El Rey protagonizará un total de seis discursos durante los tres días de este primer viaje de Estado al Reino Unido en más de 30 años y el miércoles leerá uno de ellos ante una sesión conjunta de las dos Cámaras del Parlamento, una deferencia que el Reino Unido solo ofrece “a los líderes más importantes, más queridos”, según precisa el embajador británico en España, Simon Manley.

Es posible que ese discurso contenga alguna mención al contencioso de Gibraltar, al igual que el que pronunció el Rey Juan Carlos en el marco de la anterior visita de Estado, en abril de 1986, en cuyo caso el Gobierno británico lo consideraría algo “normal”.

Isabel II y el duque de Edimburgo -en la que puede ser su última actividad internacional antes de retirarse en otoño de la vida pública- recibirán a los Reyes con una ceremonia de bienvenida en Horse Guards Parade antes de acogerles en el Palacio de Buckingham, que será su residencia hasta el viernes y donde la Reina les ofrecerá una cena de gala a la que asistirá toda la familia real.

JUNTO A ISABEL II EN BUCKINGHAM

En Buckingham, donde llegarán en coche de caballos, don Felipe y doña Letizia visitarán junto a Isabel II y su esposo una muestra de objetos españoles pertenecientes a la colección real expuestos en la Picture Gallery, entre los que se encuentran retratos de Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia, así como medallas conmemorativas del enlace matrimonial que unió a las dos familias reales en 1906.

Habrá ocasión también para tomar el té con el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles antes de la intervención del Rey en el Palacio de Westminster y la cena de gala que cerrará la agenda del miércoles, a la que acudirán unos 150 invitados de ambos países y en la que Isabel II tomará la palabra junto a don Felipe.

El jueves, además de las actividades de carácter económico, los Reyes rendirán homenaje en la abadía de Westminster a los caídos en guerra y víctimas del terrorismo, acompañados por el Príncipe Enrique, y recibirán a una representación de la numerosa colonia española residente en el Reino Unido, tras lo que un almuerzo en Downing Street reunirá el Rey y la primera ministra, Theresa May.

INVESTIGACIÓN Y TESOROS ESPAÑOLES

Al día siguiente, tras una despedida oficial por parte de Isabel II y el duque de Edimburgo, acudirán al instituto de investigación biomédica Francis Crick, en el que trabaja una treintena de científicos españoles, y se trasladarán a continuación a Oxford para promover la cooperación educativa y cultural con una visita a su Universidad.

Allí, conocerán una exposición de tesoros españoles en la Weston Library, asistirán a un almuerzo ofrecido por la universidad en la Divinity School y completarán su recorrido en el Exeter College, que acoge una cátedra de estudios hispánicos y otra de literatura española bautizada con el nombre de la Reina Sofía, quien recibió además un doctorado Honoris Causa de Oxford en 1989.

Con esta actividad concluirán Felipe VI y la Reina Letizia una visita de Estado muy deseada por ambos países, que, según argumenta el embajador Simon Manley, permitirá a los británicos conocer tanto la España moderna de fuerte crecimiento económico e importantes infraestructuras como la “profesionalidad” y el “talento” de sus Reyes.

El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró hoy al entrevistarse con la primera ministra británica, Theresa May, que iban a alcanzar “muy, muy rápidamente” un “acuerdo muy potente” en el ámbito comercial.

La reunión entre ambos líderes, celebrada en Hamburgo (Alemania) en el marco de la cumbre del G20, comenzó con unas palabras de ambos líderes a los medios y, según el pool de periodistas que acompañan a Trump, éste afirmó que había desarrollado una relación “muy especial” con May.

“Hemos estado trabajando en un acuerdo comercial que va a ser un acuerdo muy, muy grande, un acuerdo muy potente, bueno para ambos países y creo que se va a lograr muy, muy rápidamente”, afirmó el presidente de EEUU.

Añadió que, a su juicio, “no hay otros países que puedan estar tan próximos como” Reino Unido y EEUU.

Además, aseguró al ser interpelado al respecto que va “a ir a Londres”, aunque no concretó ninguna fecha para este viaje que ha suscitado cierta polémica en Reino Unido por las resistencias en ciertos sectores sociales británicos a que Trump visite su país.

May, por su parte, tenía previsto traer a colación durante el encuentro la lucha contra el cambio climático y el abandono de EEUU del Acuerdo de París.

El encuentro, la segunda bilateral de los dos, se produjo poco después de que Reino Unido haya empezado formalmente sus negociaciones con la UE para abandonar el bloque, que podrían suponer su salida del mercado único.

Después de reunirse con May, la agenda de Trump para hoy incluye, además de su participación en las sesiones de la cumbre, entrevistas bilaterales con el presidente chino, Xi Jinping; el presidente indonesio, Joko Widodo; el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Está previsto que el Air Force One parta de Hamburgo de vuelta a Washington a las 18.25 hora local (16.25 GMT) y, en la agenda oficial al menos, no se ha registrado que Trump vaya a ofrecer una rueda de prensa para valorar la cumbre del G20.

REUNION CON PUTIN

Por otra parte, el presidente estadounidense calificó de “estupenda” su primera reunión con el presidente ruso, Vladímir Putin.

No respondió cuando se le preguntó si Rusia había “mentido” al informar de los resultados de su encuentro de ayer, en referencia a la rueda de prensa que ofreció el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Lavrov señaló en una rueda de prensa tras el encuentro que EEUU no había presentado ninguna “prueba” de la supuesta interferencia rusa en sus elecciones y afirmó que Trump aceptó las palabras de Putin, cuando éste negó cualquier injerencia.

Tillerson, por su parte, explicó que ambos líderes habían debatido en detalle la cuestión, que Trump presionó a Putin al respecto, y que el ruso aseguró que su país no había interferido en el proceso electoral estadounidense.

Algunos medios estadounidenses informaron no obstante que Trump no había aceptado las palabras de Putin.

Tillerson añadió que los dos líderes se comprometieron a seguir trabajando para evitar problemas de interferencias pues “lastran de forma sustancial” la capacidad de progreso de las relaciones bilaterales.

El primer cara a cara de Putin y Trump también ofreció resultados en distintos frentes, como un alto el fuego en el suroeste de Siria -que entrará en vigor mañana- y la apertura de un canal bilateral de comunicación para abordar directamente entre Moscú y Washington el conflicto en el este de Ucrania. EFE