Posts in tag

Casa Real


El rey Felipe VI preside, desde el palco del Wanda Metropolitano, el estreno del nuevo estadio del Atlético de Madrid, con capacidad para 68.000 espectadores, en el partido de este sábado frente al Málaga, de la cuarta jornada de Liga.

A las 20.30, un cuarto de hora antes del inicio del encuentro, comenzaron los actos de inauguración del nuevo recinto rojiblanco, que se llenó para una noche histórica.

Mientras por el cielo madrileño sobrevolaban aviones de la Patrulla Águila del Ejército del Aire dejando tras de sí los colores de la bandera de España, en el césped se desplegaron pancartas con los nombres y año de inauguración de los anteriores estadios del club. Retiro (1903), O. O’Donnell (1913), Metropolitano (1923) y Vicente Calderón (1966). Por último apareció el cartel conmemorativo del Wanda Metropolitano (2017).

Desde el cielo, hicieron aparición y se posaron en el terreno de juego tres paracaidistas. El primero portaba la bandera de España y el balón con el que se jugó el partido, el segundo el estandarte del Atlético y el tercero, de nuevo, la insignia de España.

En la grada, bajo los acordes del himno del Atlético, y mientras los jugadores saltaban al terreno de juego, los espectadores desplegaron la bandera rojiblanca del equipo, formando un mosaico que inundó todas la localidades.

José Eulogio Gárate, Fernando Torres y Hugo, un chico de la Academia del club, realizaron el saque de honor, mientras el nuevo estadio retumbaba.

Antes de comenzar el encuentro, se tributó un minuto de aplausos a José Luis Rodríguez, socio número uno del club, fallecido el pasado 1 de septiembre.

Los Reyes han acudido hoy a La Rambla de Barcelona a hacer una ofrenda floral en el mosaico en recuerdo a las víctimas del atentado perpetrado en este lugar, donde 13 personas fallecieron y un centenar resultaron heridas, bajo la mirada de centenares de ciudadanos que han coreado “no tenemos miedo”.

Acompañados por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, don Felipe y doña Letizia han depositado un ramo de flores y una vela en la zona donde improvisadamente los ciudadanos han ido colocando flores, mensajes y velas en memoria de los fallecidos.

Rodeados de varios centenares de barceloneses y turistas que querían inmortalizar el momento, los Reyes han caminado desde el Teatro del Liceo hasta el mosaico del suelo de Joan Miró, donde el terrorista detuvo la furgoneta tras arrollar a más de cien personas el pasado jueves.

Don Felipe y doña Letizia han sido recibidos con aplausos y los gritos de ‘Viva España’, ‘Viva el Rey’ y ‘Visca Cataluña’.

FIRMA EN EL LIBRO DE CONDOLENCIAS

Tras la ofrenda, los Reyes se han trasladado en coche al Ayuntamiento de Barcelona para firmar en el libro de condolencias, ubicado en el Saló de Cent, por expresa invitación personal de la alcaldesa.

En el Saló, Felipe VI ha escrito que, tanto él como doña Letizia, se sienten “especialmente cerca de los barceloneses” que “han sido golpeados tan dura y vilmente por el terrorismo”.

El Rey ha señalado que “todos los barceloneses, los demás catalanes y toda España” lloran con Barcelona por las víctimas, y ha añadido que condenan “juntos, unidos con energía y serenidad estos ataques criminales y de odio”.

“No tenemos miedo, no nos doblegaremos, nuestra convivencia pacífica y democrática (…) son infinitamente más fuertes”, ha indicado.

MISA EN LA SAGRADA FAMILIA

Los Reyes acudirán mañana a las 10.00 horas a la misa celebrada en la Sagrada Familia, la habitual de cada domingo, pero que en esta ocasión se hará en recuerdo de las víctimas de los atentados de La Rambla y Cambrils (Tarragona), en los que fallecieron 14 personas y 123 resultaron heridas. Una ceremonia a la que también acudirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Don Felipe y doña Letizia acudieron esta mañana a los hospitales barceloneses del Mar y de Sant Pau para visitar a los heridos en el atentado de La Rambla que se encuentran ingresados en los dos centros sanitarios y para ser informados sobre su estado clínico y las iniciativas seguidas en su atención médica tras el ataque terrorista.

Al término de esta visita, el Rey ha hecho suyo el lema “No tenemos miedo” para añadir “ni lo tendremos nunca” y ha proclamado: “Este atentado vil, cobarde, este asesinato que ha matado y herido a tantas personas y que nos ha conmocionado a todos no puede y no podrá con nosotros, ni con nuestros valores, nuestra convivencia, nuestra democracia o nuestro aprecio por los derechos humanos”.

De los 126 heridos que causaron los atentados de Barcelona y Cambrils -en los que murieron 14 personas-, 54 se encuentran ingresados en diferentes hospitales catalanes, 12 de ellos en estado crítico.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudirá el lunes 7 de agosto el Palacio de Marivent poco después de mediodía para mantener su tradicional despacho del verano en Mallorca con el Rey, que ha iniciado hoy su actividad institucional en la isla.

Según ha informado la Casa del Rey, la agenda oficial pública de Felipe VI para la semana próxima en Mallorca incluye el viernes 4 la recepción que ofrecen anualmente los Reyes, acompañados por la Reina Sofía, a una amplia representación de todos los sectores de la sociedad balear en el Palacio de la Almudaina.

Al día siguiente, el sábado 5, don Felipe presidirá en el recinto de Ses Voltes, al pie de la catedral de Palma, la entrega de trofeos de la Copa del Rey de Vela, una regata que empieza el próximo lunes sus jornadas de competición y en la que se espera que participe el Monarca al frente de la embarcación Aifos de la Armada.

La última de las actividades institucionales previstas por el Rey en Mallorca es el tradicional despacho con Rajoy de principios de agosto, convocado este año para el lunes 7 a las 12,30 horas y que el pasado año no se celebró en Marivent, sino en el Palacio de la Zarzuela, en Madrid, de forma excepcional, debido a la situación de interinidad política.

Si se mantiene la costumbre establecida en Mallorca por Felipe VI y la Reina Letizia desde el inicio del actual reinado, es previsible que los Reyes posen con sus hijas en Marivent para los medios gráficos a principios de la semana próxima, si bien este extremo no ha sido confirmado por la Casa del Rey.

Don Felipe ha inaugurado esta mañana su agenda institucional en Baleares con las tradicionales audiencias a las principales autoridades políticas del archipiélago.

Así, se ha entrevistado en la Almudaina en primer lugar con la presidenta balear, Francina Armengol, tras la que ha reunido con el presidente del Parlamento autonómico, Baltasar Picornell, y a continuación ha recibido al alcalde de Palma, Antoni Noguera, y al presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat.

El presidente del Parlamento balear, Baltasar Picornell, de Podemos, y que se declara republicano, no asistirá a la tradicional recepción que los Reyes ofrecen en Palma a las autoridades del archipiélago.

Lo ha anunciado después de ser recibido por Felipe VI en el palacio de la Almudaina.

Pedro Pablo Kuczynski es el presidente del Perú desde el 28 de julio del 2016. Está en medio de su primera gira por Europa como mandatario. Felipe VI es rey de España desde el 19 de junio del 2014 luego de la abdicación de su padre, el rey emérito Juan Carlos I. Paralelamente, la primera …

La infanta Cristina ha coincidido en público con Felipe VI después de la sentencia del caso Nóos en el funeral celebrado en la capilla del Palacio Real en memoria de Alicia de Borbón-Parma, un año y medio después de que ambos se encontraran por última vez.

La presencia de la infanta en el Palacio Real tiene lugar después de que el pasado 17 de febrero se conociera el veredicto del caso Nóos tras tres años de proceso judicial, en el que su esposo, Iñaki Urdangarin, fue condenado a seis años y tres meses de cárcel por prevaricación, fraude y dos delitos fiscales.

La última vez en la que don Felipe y doña Cristina estuvieron juntos en un acto público fue el 12 de noviembre de 2015 en el funeral del infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias, hijo de doña Alicia, en el Monasterio de El Escorial.

Vestida de negro, doña Cristina ha llegado a la capilla del Palacio Real junto con su hermana, la infanta Elena, y varios minutos después, lo han hecho los reyes Juan Carlos y Sofía y don Felipe y doña Letizia, también de luto.

A la llegada de los Reyes a la capilla, todos los asistentes estaban en sus sitios, por lo que no ha habido opción al saludo entre Felipe VI y su hermana.

Don Felipe y doña Letizia se han colocado bajo el dosel real, situado a la derecha del altar, y a continuación, en otros dos sillones, lo han hecho don Juan Carlos y doña Sofía.

En el primer banco del público se han sentado las infantas Elena y Cristina, junto a Pilar y Margarita, las hermanas de don Juan Carlos, y otros miembros de la familia Borbón.

Zarzuela solo ha permitido a los medios gráficos grabar imágenes y sacar fotografías durante un par de minutos, mientras comenzaba la misa con los acordes del himno nacional interpretado por el órgano de la capilla.

Por ello, no se ha visto si posteriormente, don Felipe y doña Cristina han llegado a saludarse, puesto que tampoco se han permitido tomar fotos en el cóctel que ha habido para los asistentes en los salones de palacio al término de la ceremonia religiosa.

Doña Cristina no acudía a un acto en el Palacio Real desde junio de 2013, cuando toda la Familia Real tomó parte en la misa conmemorativa del centenario del nacimiento de don Juan de Borbón.

En junio de 2015, cuatro meses antes de su último encuentro, la infanta y su hermano, ya proclamado rey, volvieron a coincidir en otro acto fúnebre, en aquella ocasión por la muerte de Kardam de Bulgaria en la Iglesia de San Jerónimo el Real de Madrid.

El funeral en recuerdo de Alicia de Borbón-Parma, la única tía que tenía el rey Juan Carlos, ha sido oficiada por el arzobispo castrense, Juan del Río, quien ha saludado a los Reyes a su entrada en el templo.

Doña Alicia falleció el pasado 28 de marzo a los 99 años y al tanatorio se desplazaron los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía y la infanta Elena para dar el pésame a los allegados.

Doña Cristina, junto con Urdangarin y sus hijos, tuvo ocasión de estar con los familiares de Alicia de Borbón-Parma la pasada Semana Santa, cuando pasó unos días en la finca La Toledana que la familia Borbón-Dos Sicilias tiene en la provincia de Ciudad Real.

En el acto fúnebre de esta tarde, han estado los familiares de la fallecida, entre ellos, su nieto, Pedro, primogénito del infante Carlos y, desde la muerte de éste, duque de Calabria.

También han estado el ministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, y el duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, entre otros.

Alicia de Borbón-Parma adquirió la condición de infanta cuando se casó en 1936 con Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, sobrino de Alfonso XII y hermano de doña María de las Mercedes, la madre de don Juan Carlos.

Al igual que su hijo Carlos, tenía derecho a ser enterrada en el monasterio de El Escorial, pero su cadáver fue incinerado y sus cenizas depositadas en el panteón familiar en Austria, donde nació el 13 de noviembre de 1917.

378 obsequios recibieron el año pasado Don Felipe y Doña Letizia por parte de diferentes mandatarios durante sus visitas de estado.

Obama, por ejemplo, regaló a Felipe VI una cazadora de aviador.

Entre los regalos más curiosos, una réplica de una espada, la figura de un mascarón de proa y hasta un trozo de asteroide.

El Rey Felipe fue quien más regalos recibió, 143, mientras que a la Reina le entregaron 98 y en sus actos recibieron 87.

De lo más llamativo, la cazadora personalizada de aviador que el Presidente Obama regaló al rey en su visita a España.

O los pendientes que su esposa Michelle, regaló a las pequeñas Leonor y Sofía cuando estuvo en Madrid.

Sorprende el fragmento de meteorito argentino que le entregó al Rey el fundador del Observatorio Astronómico de Mallorca, con motivo de la recepción veraniega de Palma. O la espada del Almirante Grau que le regaló el Presidente de Perú Ollanta Humala cuando visitó nuestro país.

Además, Don Felipe ha recibido muchos libros, gemelos, corbatas, bolígrafos y plumas.

Los libros también están entre los regalos recibidos por la reina, pero a Doña Letizia le han obsequiado además con abanicos, broches artesanales e incluso productos cosméticos.

Al Rey Juan Carlos, le regalaron una roca del inicio de las obras de ampliación del Canal de Panama, a cuya inauguración asistió.

Es la segunda vez que, siguiendo los princispios de transparencia, la Zarzuela publica la lista de obsequios intitucionales recibidos por la familia Real.

El Rey ha asegurado hoy que la colaboración “leal y generosa” entre las diversas instituciones del Estado constituye una “exigencia ineludible” y es la mejor vía para impulsar el crecimiento económico, el progreso social y un mayor conocimiento entre las personas.

Felipe VI ha transmitido este mensaje durante su intervención ante el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y las otras autoridades que han asistido a la cena de bienvenida del Mobile Wordl Congreso (MWC) en el Palau de la Música de Barcelona.

En un discurso principalmente en inglés, pero también con partes en catalán y castellano, don Felipe ha subrayado que el MWC es fruto de “una intensa tarea de cooperación y coordinación” entre el Gobierno central, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el GSMA, al entidad organizadora de la mayor feria de tecnología móvil del mundo.

“La colaboración en este ámbito, que es un verdadero exponente de la revolución que vivimos, constituye una exigencia ineludible. Del mismo modo, esta colaboración leal y generosa es la que mejor facilita e impulsa el crecimiento económico, un mayor conocimiento e interconexión entre las personas y el progreso y el bienestar general de la sociedad”, ha afirmado el jefe del Estado en catalán.

A juicio del Rey, “el apoyo de todos” hace posible la celebración del Congreso Mundial de Móviles, que aporta “prestigio, reputación y reconocimiento a Barcelona, Cataluña y al conjunto de España”.

Por ello, Felipe VI ha valorado el “buen trabajo” que se ha hecho estos últimos años entre las instituciones involucradas y ha agradecido, “como españoles”, al GSMA haber escogido Barcelona para acoger el foro, que va a reunir durante cuatro días a unas 2.000 empresas para presentar las últimas novedades tecnológicas.

El cristianismo es esencial para el mundo. Incluso aunque Dios no existiese, ni Jesucristo fuese hijo de Dios. El cristianismo como filosofía es esencial para que el ser humano continúe desarrollándose y perfeccionándose. El mundo sería mucho peor sin cristianismo. Y si disminuye la influencia del cristianismo en el mundo, y si disminuyen los fieles …

Desposeída del ducado que le otorgó su padre y apartada de toda actividad institucional desde hace más de cinco años, la sentencia de la Audiencia de Palma supone para la infanta Cristina tan solo un alivio relativo en un proceso judicial que condiciona el futuro de su marido y, por tanto, el suyo propio.

La condición de infanta de España, que exhibe con orgullo, y su sexto puesto en la línea de sucesión de la Corona, al que nunca ha querido renunciar, entre otros motivos porque se interpretaría como una especie de reconocimiento de culpabilidad, son los únicos títulos que conserva de su vida pasada, cuando su presencia pública suscitaba mayoritariamente simpatía y aplausos.

Han transcurrido casi 20 años desde que la joven hija del Rey Juan Carlos contrajo matrimonio en Barcelona con una respetada figura del balonmano, Iñaki Urdangarin, y entonces se le auguraba a la infanta un brillante futuro, tanto profesional como personal junto a un deportista de éxito.

El sueño se truncó a finales de 2011, cuando su esposo fue excluido de las actividades de la Familia Real ante una inminente imputación en el caso Nóos y el juez José Castro empezó a estrechar el círculo judicial en torno a la infanta hasta que la propia doña Cristina resultó imputada el 3 de abril de 2013.

El enfado de don Juan Carlos ante esa decisión hizo que la Casa del Rey mostrara públicamente su “sorpresa” por “el cambio de posición” del juez y su “absoluta conformidad” con la decisión de la Fiscalía de recurrirla, una reacción que contrasta con el escueto y neutral “respeto a la independencia del poder judicial” propio de esta institución desde la llegada de Felipe VI hasta el día de hoy.

Lejos quedaba ya aquella primavera de 2009, cuando se anunció el traslado del matrimonio Urdangarin-Borbón, con sus cuatro hijos, de Barcelona a Washington, donde el entonces libre de toda sospecha duque de Palma había recibido una propuesta para ejercer el cargo de presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica Latinoamérica.

En aquel momento, eran percibidos por la mayoría como la pareja perfecta, querida e incluso envidiada, que se había visto unida por el deporte en los Juegos Olímpicos de 1996 en Atlanta, donde la hija menor del Rey había conocido a un atractivo jugador de balonmano que conquistó la medalla de bronce con el equipo nacional.

Aficionada a la vela, como su padre y sus hermanos, había competido en los Juegos de Seúl 1988, en cuya inauguración fue la imagen que representó al deporte español como abanderada del equipo olímpico cuatro años antes de que lo hiciera su hermano, don Felipe, en los siguientes Juegos Olímpicos, que culminaron la proyección internacional de Barcelona y España en 1992.

Nacida en Madrid en junio de 1965 y licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense, fijó aquel decisivo 1992 su residencia en Barcelona, en un principio para un periodo de seis meses, con el fin de participar en la Organización del Campeonato Mundial de Vela Adaptada, aunque esa temporalidad se prolongó diecisiete años.

En 1990 había cursado un máster en Relaciones Internacionales en Nueva York, un año después trabajó en París con una beca de formación en la UNESCO y en 1993 entró a formar parte de la plantilla de la Fundación la Caixa, para la que actualmente coordina los programas con agencias de la ONU desde Ginebra, donde el matrimonio vive desde el verano de 2013.

Durante el largo vía crucis judicial iniciado hace cinco años, la Reina Sofía ha mostrado públicamente un apoyo familiar sin fisuras a su hija y su yerno, a quienes ha visitado en numerosas ocasiones, mientras doña Cristina acababa por limitar sus apariciones públicas a ceremonias familiares señaladas, además de sus dos comparecencias judiciales en febrero de 2014 y marzo de 2016.

En todo este tiempo, la infanta ha demostrado la tenacidad y fortaleza de su carácter frente a una opinión pública adversa, crecientes voces políticas e institucionales partidarias de retirarle distinciones honoríficas e innumerables rumores sobre el futuro de su matrimonio.

Su ausencia de toda actividad institucional se hizo especialmente patente con la abdicación de su padre y la proclamación de don Felipe, a las que no asistió, a diferencia de la infanta Elena, y el distanciamiento de su hermano quedó de relieve cuando en junio de 2015 le retiró el título de Duquesa de Palma y la Casa del Rey negó que hubiera renunciado al ducado por propia iniciativa, como ella sostenía.

Felipe VI, que al acceder al Trono impulsó un conjunto de iniciativas sin precedentes para garantizar la transparencia económica de la Casa del Rey, actuaba así en coherencia con el compromiso asumido en su discurso de proclamación, cuando subrayó que la Corona debe “velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente”.

Tras más de seis años de instrucción, el juicio por el caso Nóos comenzó el 11 de enero de 2016. Fueron 6 meses de juicio oral hasta que en junio de ese año quedó visto para sentencia. Iñaki Urdangarin siempre defendió su inocencia. La infanta Cristina, también. Vamos a recordar las claves de un juicio histórico.

El esposo de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, ha sido condenado por la Audiencia de Palma a 6 años y 3 meses de prisión por enriquecerse con fondos públicos a través de la trama corrupta de contratación con administraciones que organizó en torno a la asociación sin ánimo de lucro Instituto Nóos.

La sección primera de la Audiencia de Palma ha condenado a Urdangarin por un delito continuado de prevaricación, en concurso medial con falsedad en documento público y con un delito de malversación a 2 años y 8 meses; así como por un delito de fraude a la administración a 7 meses de prisión.

Por tráfico de influencias ha sido condenado a 1 año de prisión y por dos delitos contra la Hacienda Pública a 2 años de cárcel (1 año por cada uno) y multa de 512.553 euros.

En el juicio, Urdangarin prestó declaración ante el tribunal durante 16 horas y aseguró que la actividad del Instituto Nóos era “totalmente transparente” y contaba siempre con la supervisión de la Casa Real a través del secretario de las infantas, Carlos García Revenga. Añadió que nunca recibieron un reproche por lo que hacían y explicó que también fue tutelado por la Casa Real en su salida de la entidad después de que se cuestionaran sus contratos con instituciones públicas.

Dijo que no participaba ni tenía conocimiento de la gestión administrativa del Instituto Nóos y que “nunca” fue “comisionista de nada” ni cobró “ningún peaje”.

Sobre su mujer, Iñaki Urdangarin dijo ante el tribunal que la infanta no tenía “ninguna” función en el Instituto Nóos, “simplemente era miembro de la junta” y sólo tenía un conocimiento superficial sobre sus actividades profesionales en esa entidad. “No hablábamos mucho de trabajo”, añadió. También dijo que ella no tenía ninguna función en Aizoon.

El abogado defensor Mario Pascual Vives negó en su alegato final que Urdangarin se concertara con ex altos cargos ni les indujera a infringir las leyes para adoptar resoluciones injustas le que beneficiaran y solo admitió un error por parte de su defendido: “Hay que reconocer que el señor Urdangarin siempre ha sido demasiado confiado”.

SEGÚN LA SENTENCIA, LA INFANTA “DESCONOCÍA” LA EXISTENCIA DE DELITOS

La infanta Cristina “desconocía” la existencia de “ilícitos penales” (delito fiscal y malversación) por parte de su marido, Iñaki Urdangarin, y no participó en su ejecución, según la sentencia del caso Nóos que se ha notificado hoy.

El tribunal de la sección primera de la Audiencia de Palma dice en la sentencia que “no ha resultado acreditada” la participación de doña Cristina en “la ocultación del hecho imponible relativo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IFPF) por el que venía obligado su esposo, correspondiente a los ejercicios 2007 y 2008”.

Las juezas precisan que, a pesar de que la infanta desconociera los delitos, el dinero ingresado en las cuentas de Aizoon (la empresa que la infanta compartía con su marido al 50 %) “ocultado y sustraído a la correspondiente tributación, y, la cantidad malversada” procedente del reparto de beneficios acordado por Urdangarin y Torres, se incorporó a su patrimonio “desde que fue ingresado en cuentas corrientes de las que gozaba de plena disponibilidad”.

Según el tribunal, mediante su tarjeta de crédito asociada a las cuentas corrientes de Aizoon, la infanta cargó gastos familiares y se benefició de las cantidades ingresadas por un total de 265.088,42 euros, cuantía de la que ha sido considerada corresponsable a título lucrativo con Urdangarin.