Soledad Monzón defiende en Bruselas una política educativa basada en la diversidad y la equidad


GRA141. BRUSELAS, 17/02/2017.- La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, posa hoy junto al secretario de Estado de Educación, Marcial Marín (d), y a Evarist Bartolo, presidente del Consejo Europeo de Educación, Cultura y Deporte, donde Monzón ha representado a las comunidades autónomas de España. EFE/Horst Wagner


La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, ha participado hoy, junto al secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, en la reunión del Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte de la Unión Europea, donde ha defendido fomentar políticas educativas que repercutan en la igualdad en el sistema educativo, el impulso de la Formación Profesional, mejores planes de atención a la diversidad y el aprendizaje de idiomas como base de futuro para la Educación en la Unión Europea.

Dentro de un amplio debate, la representante autonómica destacó que en la posición de las regiones de España la “verdadera cohesión social no puede alcanzarse sin estudiar la forma de afrontar los retos que plantea la política de juventud, sobre todo para los jóvenes que viven en determinadas áreas metropolitanas, pequeños municipios situados en regiones periféricas, ultraperiféricas, insulares o rurales y que afrontan problemas demográficos, y con problemas de inclusión”.

En este sentido, la consejera canaria recalcó la importancia de “establecer líneas estratégicas comunes” entre los países de la UE, “que faciliten la creación de proyectos o programas que garanticen la aplicación práctica de los derechos fundamentales contenidos en la Carta y la educación en valores en todas las etapas educativas y enseñanzas no universitarias”.

La consejera recordó en Bruselas que, en España, las Comunidades Autónomas son las encargadas del desarrollo normativo y la ordenación de las distintas etapas educativas, bajo una política estatal “que reconoce la atención a la diversidad como uno de sus principios centrales”.

Sin embargo, este apoyo a la diversidad y a los alumnos con necesidades especiales no está teniendo los resultados esperados, por requerir de unos recursos humanos y materiales muy especializados”, resaltó Soledad Monzón, quien trasladó, entre sus propuestas al Consejo de la UE la importancia de establecer vías a nivel europeo para financiar “aquellos proyectos o programas específicos, que se comprometan con políticas educativas y formación, dirigidas a la cohesión social y especialmente a la atención a la diversidad y al multilingüismo”, bien a través de fondos de la UE o aportando los instrumentos adecuados para su puesta en marcha.

Por último, la consejera señaló en su intervención el valor de la educación de “cara a la cohesión social y el fomento de la empleabilidad juvenil” y abogó por hacer más visible la apuesta educativa en el marco del actual Semestre Europeo, así como por incluir la educación como uno “de los ejes centrales del futuro Pilar europeo de Derechos Sociales”, llamado a ser “un complemento fundamental del marco de gobernanza económica de la Unión económica y Monetaria europea”.

Además de este debate político, la sesión del Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte de hoy, aprobó enviar a publicación oficial dos documentos de relevancia, como son las Conclusiones del Consejo acerca de la inversión en políticas de Juventud de la Unión, con especial atención a la creación de un Cuerpo de Solidaridad Europeo, y las Conclusiones del Consejo y de las representaciones de los Estados miembros sobre la inclusión y la diversidad como fórmulas para alcanzar una educación de gran calidad para todas y todos.

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, ha participado hoy, junto al secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, en la reunión del Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte de la Unión Europea, donde ha defendido fomentar políticas educativas que repercutan en la igualdad en el sistema educativo, el impulso de la Formación Profesional, mejores planes de atención a la diversidad y el aprendizaje de idiomas como base de futuro para la Educación en la Unión Europea.

Dentro de un amplio debate, la representante autonómica destacó que en la posición de las regiones de España la “verdadera cohesión social no puede alcanzarse sin estudiar la forma de afrontar los retos que plantea la política de juventud, sobre todo para los jóvenes que viven en determinadas áreas metropolitanas, pequeños municipios situados en regiones periféricas, ultraperiféricas, insulares o rurales y que afrontan problemas demográficos, y con problemas de inclusión”.

En este sentido, la consejera canaria recalcó la importancia de “establecer líneas estratégicas comunes” entre los países de la UE, “que faciliten la creación de proyectos o programas que garanticen la aplicación práctica de los derechos fundamentales contenidos en la Carta y la educación en valores en todas las etapas educativas y enseñanzas no universitarias”.

La consejera recordó en Bruselas que, en España, las Comunidades Autónomas son las encargadas del desarrollo normativo y la ordenación de las distintas etapas educativas, bajo una política estatal “que reconoce la atención a la diversidad como uno de sus principios centrales”.

Sin embargo, este apoyo a la diversidad y a los alumnos con necesidades especiales no está teniendo los resultados esperados, por requerir de unos recursos humanos y materiales muy especializados”, resaltó Soledad Monzón, quien trasladó, entre sus propuestas al Consejo de la UE la importancia de establecer vías a nivel europeo para financiar “aquellos proyectos o programas específicos, que se comprometan con políticas educativas y formación, dirigidas a la cohesión social y especialmente a la atención a la diversidad y al multilingüismo”, bien a través de fondos de la UE o aportando los instrumentos adecuados para su puesta en marcha.

Por último, la consejera señaló en su intervención el valor de la educación de “cara a la cohesión social y el fomento de la empleabilidad juvenil” y abogó por hacer más visible la apuesta educativa en el marco del actual Semestre Europeo, así como por incluir la educación como uno “de los ejes centrales del futuro Pilar europeo de Derechos Sociales”, llamado a ser “un complemento fundamental del marco de gobernanza económica de la Unión económica y Monetaria europea”.

Además de este debate político, la sesión del Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte de hoy, aprobó enviar a publicación oficial dos documentos de relevancia, como son las Conclusiones del Consejo acerca de la inversión en políticas de Juventud de la Unión, con especial atención a la creación de un Cuerpo de Solidaridad Europeo, y las Conclusiones del Consejo y de las representaciones de los Estados miembros sobre la inclusión y la diversidad como fórmulas para alcanzar una educación de gran calidad para todas y todos.