Posts in category

baloncesto


El alero letón de 22 años Rolands Smits, jugador del Fuenlabrada que participó en el reciente Eurobasket’17 con su selección, ha llegado a un acuerdo con el Barcelona Lassa para su traspaso al conjunto azulgrana, aunque seguirá jugando esta temporada como cedido en el madrileño, según anunció el club.

Smits, alero de 2,07 metros formado en las categorías inferiores del Fuenlabrada desde los 15 años, firmó por cinco temporadas por el club azulgrana y seguirá como cedido en el club que le formó, en el que tuvo su primera oportunidad en la Liga ACB.

POLIVALENTE

El polivalente jugador báltico, que puede actuar tanto en la línea exterior como de ala-pívot por su altura, viene de llegar hasta los cuartos de final del Eurobasket con Letonia, donde ha promediado 5,6 puntos y 2 rebotes en una media de 14,5 minutos en pista, con su mejor partido en los cuartos de final ante la campeona Eslovenia (10 puntos y 2 rebotes), cuando fueron eliminados.

Desde su debut en la temporada 2012-13, Rolands ha ido ganando peso en el conjunto del sur de Madrid hasta acumular 89 partidos de la Liga Endesa, 14 en la Eurocopa de un curso pasado en la que fue nombrado mejor jugador joven o estrella emergente, y uno en la Copa del Rey.

ESTADÍSTICAS

La pasada temporada anotó 8 puntos y capturó 3 rebotes de media por encuentro, en los que jugó unos 22 minutos de media. Sus mejores encuentros fueron contra el Valencia Basket (17 puntos y 5 rebotes) y ante el Joventut (17 puntos y 6 capturas)

En la Eurocopa, donde fue elegido mejor jugador joven del torneo su media fue de 9,4 puntos, 2,8 rebotes y 0,9 asistencias, con el duelo de la primera fase en Moscú ante el Khimki ruso como su mejor partido (21 puntos, dos rebotes y otras tantas asistencias).

Eslovenia ganó el primer título europeo de su historia, privando a Serbia de ese honor y la selección española, con la medalla de bronce, pudo honrar la despedida de su capitán Juan Carlos Navarro. A partir de ahora, el enigma.

El equipo español tuvo un mal partido, ante el ya campeón, en semifinales. Los eslovenos jugaron un baloncesto moderno, exterior, de perímetro, de tiros lejanos, de energía, de fuerza y de fe. Y la selección tuvo el peor día en el peor momento.

SIN LLULL Y ABRINES

No es momento de hablar de las bajas, que dejaron al combinado nacional sin las armas necesarias para intentar repetir título. Scariolo lo avanzó antes de las semifinales, cuando comentó que su idea de equipo, este año, pasaba por tener siempre en pista una doble amenaza desde el perímetro, como Eslovenia, con Sergio Llull y después con Álex Abrines, dos dolorosas bajas, junto a Ricky Rubio o Sergio Rodríguez.

Pero sí hay que hablar del cambio que está experimentando el baloncesto. Ese cambio que Stephen Curry ya adelantó en la NBA hace dos o tres años y que se ha consolidado en el tiempo. El triple ha alcanzado otra dimensión y el equipo español lo ha sufrido en sus carnes.

Lo que no hay que olvidar, no obstante, es la trayectoria de la selección en los últimos años. Al Mundial de 2006, hay que sumar los títulos europeos de 2009, 2011 y 2015, además de dos platas olímpicas en 2008 y 2012 y otra más de bronce en 2016. También la plata europea de 2007 y los bronces continentales de 2013 y 2017.

MEDALLAS DESDE 1999

Una colección increíble, alucinante y cuantos calificativos se quieran poner, porque nunca se llegará a calificar convenientemente esta gesta fruto de una generación sin parangón en nuestro baloncesto. Ahora llega el enigma.

Sin campeonato en dos años, el próximo torneo será el Mundial de 2019, y con unas ventanas FIBA de clasificación, en las que no van a participar ni los jugadores NBA, ni los de Euroliga y ni los de Eurocopa, el equipo español será absolutamente irreconocible.

Ninguno de los doce jugadores que eligió Sergio Scariolo para el Eurobasket 2017 podrá participar en las ventanas, tampoco los lesionados o los que no pudieron venir por otros motivos. Será difícil incluso hacer una selección sólo con jugadores de la ACB, porque no hay tantos. Y, sobre todo, será un drama en el puesto de pívot.

EL MUNDIAL

El enigma se enuncia sobre la posibilidad de clasificación de España para el Mundial, sobre el interés que despertará en una afición acostumbrada al podio, y muchas veces a lo más alto del podio, sobre una selección irreconocible en ninguno de sus jugadores carismáticos, y sobre el rumbo que tomará el baloncesto en nuestro país.

La tendencia está clara y apunta a jugar lejos y tirar mucho y bien. Si nos subimos al tren de la modernidad o quedamos relegados en el segundo vagón europeo y mundial lo veremos en los próximos meses o dentro de dos años.

La selección eslovena de baloncesto se coronó por primera en su historia como campeona del Campeonato de Europa, después de derrotar en Estambul a Serbia por 93-85, en un partido muy igualado en el que el base de los Heat de Miami Goran Dragic ofreció una exhibición anotadora, con 35 puntos.

Los puntos del base esloveno se sumaron a su aporte defensivo y a su capacidad para monopolizar el ataque, liderando a los suyos en el primer oro esloveno en un Eurobasket. Los de Sasha Djordjevic volvieron a quedarse a las puertas y siguen sin conocer lo que es ganar en una gran competición.

FICHA TECNICA:

ESLOVENIA: Dragic (35), Doncic (8), Blazic (7), Muric (5) y Vidmar (2) -cinco inicial-; Prepelic (21), Nikolic (4), Cancar (-), Zagorac (-), Dimec (-) y Randolph (11)

SERBIA: Jovic (2), Bogdanovic (22), Lucic (9), Macvan (18) y Kuzmic (6)-cinco inicial-; Bircevic (8), Marjanovic (6), Milosavljevic (2), Micic (4), Guduric (6) y Stimac (2)

PARCIALES: 20-22, 36-25, 15-20 y 22-18

ÁRBITROS: Maranho (BRA), Conde (ESP) y Sahin (ITA). Eliminado Lucic por faltas personales en Serbia

PABELLÓN: Sinan Erdem Arena de Estambul. 12.095 espectadores

Juan Carlos Navarro se mostró emocionado tras disputar su último encuentro con la Selección, en el que logró el bronce al derrotar a Rusia. El escolta afirma que el equipo se encuentra en buenas manos de “jóvenes que vienen con fuerza” y recordó sus mejores momentos, destacando el Mundial ganado en 2006.

“Me quedo con los buenos momentos. Ha habido más buenos momentos que malos. Me podría quedar con el Mundial y esa semana fantástica en Lituania. Me llevo muchos amigos y compañeros tanto en la pista como fuera. Los fisios, los compañeros, el staff…”, respondió tras el partido.

EL FUTURO DE LA SELECCIÓN

Para Navarro ha sido “un placer” estar con la selección y defender sus colores. “Que estén tranquilos porque la gente joven viene con mucha fuerza y, aunque tengan difícil igualar todo lo conseguido, seguro que nos darán muchas alegrías”, añadió.

Tras conquistar su décima presea con el combinado nacional, Navarro reconoció el sabor agridulce del bronce, antes de hacer hincapié en la fuerza de un grupo que le ha “hecho ganar otra medalla” y que acumula seis Eurobaskets consecutivos sin bajar del podio. “Ha sido un día y medio raro. He recibido muchos mensajes y estoy muy contento. Me habría gustado decirlo antes de la final y probar otra medalla, pero el equipo se ha rehecho bien y estoy contento porque me han hecho ganar otra medalla”, explicó.

PAU GASOL: “QUERÍAMOS BRINDARLE UNA MEDALLA DE BRONCE A NAVARRO”

Pau Gasol valoró de forma muy positiva el bronce obtenido por la selección española en este campeonato: “Me voy contento. Hemos luchado hasta el último minuto para poder conseguir esta medalla”. Además, el jugador dedicó unas palabras a Juan Carlos por ser su último campeonato: “Queríamos brindarle esta medalla”.

El jugador Pau Gasol celebró la medalla de bronce en el Eurobasket tras vencer a Rusia (93-85) y valoró como muy positiva la actuación de España en este campeonato. “Hemos luchado mucho en este campeonato, me voy contento. Hemos luchado hasta el último minuto para poder conseguir esta medalla”, dijo.

El pívot remarcó que no quería terminar este campeonato sin medalla, en especial para el jugador Juan Carlos Navarro, que anunció que sería su último campeonato, así como los jugadores que no pudieron participar en el Eurobasket por lesión.

“No queríamos que nadie se fuera sin bronce, como Juan Carlos que ha hecho oficial su retirada pues queríamos brindarle esta medalla. Esta medalla es por él, también por los que estaban de baja por una razón o por otra, por los que llevamos muchos años aquí y por los que acaban de empezar”, resumió.

La selección española consiguió la medalla de bronce en el Eurobasket 2017 al vencer a la de Rusia por 93-85, homenajeando a su capitán, Juan Carlos Navarro, en su partido de despedida con el equipo.

La decisión del entrenador ruso Sergey Bazarevich de dejar fuera del quinteto inicial a Timofey Mozgov allanó el camino de los pívots españoles y así llegaron las primeras ventajas españolas, con un Fernando San Emeterio, especialmente enchufado en defensa y en ataque, 11-3 (min.3).

SHVED, UNA PESADILLA

Bazarevich se dio cuenta de su error y puso de inmediato en pista a su mejor pívot, porque sólo Aleksei Shved estaba siendo un peligro para España. De hecho en los primeros 4 minutos únicamente él había visto aro (11-5).

Fernando San Emeterio y después Joan Sastre fueron los encargados de vigilar al genio ruso, que aunque acabó el primer cuarto con 8 puntos, vio muy reducida su aportación al equipo por el gran trabajo de sus defensores. Pese a no anotar de tres puntos, tras cuatro intentos realizados, el equipo español se apuntó con cierta claridad el primer parcial por 21-13.

La única nota negativa fue que Marc Gasol, 10 puntos en el primer cuarto, se tuvo que retirar en el minuto 8 (19-10), tras una falta intencionada que recibió y le provocó una leve torcedura del tobillo izquierdo sin importancia.

ENTRA EL PRIMER TRIPLE

Sergio Rodríguez fue el autor del primer triple de los españoles, al sexto intento del equipo. La buena defensa y la buena circulación de balón permitió mantener ventajas holgadas, 32-17 (min.14) y 45-28 al término de la primera parte.

Shved con 12 puntos, ninguna asistencia y una falta recibida estaba fuera del partido y Rusia lo notó. También España, que dominó el partido con claridad, sin necesidad de abusar del lanzamiento lejano con un parcial de 24-15. Rusia salió con ganas de meterse en el partido, pero la vuelta de Marc Gasol hizo que el juego interior español, junto con Pau, fuera lo suficientemente fuerte como para frenar sus acometidas.

PAU, 26 PUNTOS; MARC, 25

Con Shved casi sellado por la defensa española y desapareciendo poco a poco del juego de su equipo, el equipo español navegó con cierta comodidad en el marcador (60-43, min.26), hasta que al final se complicó un poco (60-47, min.27) y 66-55 al final del cuarto.

Pese a la asignatura pendiente de los triples, 3 de 11 después de tres cuartos jugados, España consiguió 11 puntos de ventaja para afrontar los últimos diez minutos de partido. Los rusos echaron el resto, con Shved en el banquillo y metieron miedo con el 76-71 (min.35.45) y el 78-76 (min.37), pero los 25 puntos de Marc Gasol y los 26 de Pau más 10 rebotes, fueron inalcanzables.

La selección quiso despedir a su capitán con todos los honores, desde el podio y con la medalla de bronce al cuello y lo consiguió.

FICHA TECNICA:

España (21+24+21+27): Pau Gasol (26), Rubio (4), Marc Gasol (25), San Emeterio (8) y Navarro (2) -equipo inicial-, Rodríguez (16), Willy Hernangómez, Sastre (1), Oriola (5) y Juancho Hernangómez (6)

Rusia (13+15+27+30): Shved (18), Fridzon (6), Ivlev (2), Khvostov (8) y Vorontsevich (10) -equipo inicial-, Mozgov (14), Antonov (2), Dmitri Kulagin (10), Zubkov (8), Baburin (3) y Kurbanov (4)

Árbitros: Leandro Lezcano (ARG), Tomas Jasevicius (LTU) y Manuel Mazzoni (ITA). Kurbanov (min.40) fue eliminado por cinco personales

Incidencias: Partido correspondiente a la lucha por el tercer y cuarto puesto del Europeo 2017 disputado en el Sinan Erden de Estambul ante 3.573 espectadores. José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes asistió al partido

Pau Gasol, pívot de la selección española, señaló tras la derrota en semifinales ante Eslovenia que “hay que asimilar las derrotas con humildad y tenemos la suerte de que aún podemos ganar una medalla en este campeonato e irnos con una alegría”.

“Mi futuro en la selección ahora es ganar la medalla de bronce. Hay que asimilar las derrotas con humildad y tenemos que prepararnos porque tenemos la suerte de que todavía podemos conseguir una medalla en este campeonato e irnos con una alegría. Tenemos que ser conscientes del valor del bronce y valorar el momento y la oportunidad de ganar una medalla que es muy difícil”, añadió.

SCARIOLO: “HEMOS TRABAJADO PARA UNA MEDALLA Y TODAVÍA ESTÁ AL ALCANCE”

El seleccionador nacional de baloncesto, Sergio Scariolo, felicitó a Eslovenia por su gran partido ante España, contra la que pareció tener su “día”, pero advirtió que el objetivo en el Eurobasket es ganar una medalla y esto “todavía está al alcance”.

El italiano reconoció que existía un “poco de decepción”, pero insistió en que vinieron al torneo para conseguir “un éxito, que ahora es ganar el domingo y subir al podio”. “Tendremos que hacer un gran partido ante un gran rival y ganar una medalla es muy complicado, sólo hay que fijarse en este equipo tan bueno que nos ha ganado y lo poco que ha logrado en su historia”, comentó.

El técnico del combinado nacional demandó “dar mucho valor al esfuerzo” para conseguir finalizar terceros y recalcó que tendrán que tener la “capacidad” de recuperarse “mental y físicamente” para estar el domingo “al cien por cien”.

La selección española de baloncesto no podrá defender su título de campeona de Europa después de perder por 72-92 ante una gran Eslovenia en la primera semifinal del Eurobasket 2017, en la que los eslovenos han sido muy superiores y han sabido controlar el juego de los de Sergio Scariolo.

España no pudo hacer demasiado ante un rival muy inspirado que primero ha tirado de su enorme efectividad en la primera parte desde la línea de tres (10/15) para coger un iniciativa que nunca ha soltado y después ha aplicado una gran defensa tras el descanso para permitir sólo 27 puntos e irse en el marcador sin dar posibilidad a la reacción del combinado nacional, que no ha encontrado argumentos, sobre todo desde fuera, para compensar la buena defensa sobre los Gasol.

FICHA TECNICA:

ESPAÑA: Rubio (13), Navarro (-), San Emeterio (6), Pau Gasol (16) y Marc Gasol (12) -cinco inicial-; Rodríguez (9), Juancho Hernangómez (5), Willy Hernangómez (6), Sastre (3) y Oriola (2)

ESLOVENIA: Dragic (15), Doncic (11), Blazic (7), Randolph (15) y Vidmar (12) -cinco inicial-; Prepelic (13), Nikolic (7), Cancar (-), Zagorac (5), Dimec (7) y Rebec (-)

PARCIALES: 19-25, 26-24, 12-24 y 15-19

ÁRBITROS: Maranho (BRA), Sahin (ITA) y Rosso (FRA). Sin eliminados

PABELLÓN: Sinan Erdem Arena de Estambul. 4.955 espectadores

El base español Sergio Llorente, que jugó la temporada pasada en el Bilbao Basket ha realizado la pretemporada con el Montakit Fuenlabrada, firmará con el club madrileño próximamente un contrato para la presente campaña, según pudo saber Efe. El director de juego madrileño de 27 años disputó la pasada temporada en el Bilbao Basket, con el que jugó once partidos en la Liga Endesa y uno en la Eurocopa, contra el Khimki ruso en Moscú.

Llorente, que se formó en las canteras del San Agustín, el Real Madrid y el Estudiantes, cuenta con una dilatada carrera en varias categorías del baloncesto español, donde ha pasado por Huesca, Lleida, Palma y Lugo en LEB Oro, y por Ávila y Guadalajara en LEB Plata.

El nuevo base fuenlabreño -hijo del exjugador José Luis Llorente-, completa la dirección del Montakit, donde figuran el venezolano Gregory Vargas y el esloveno Luka Rupnik, además de los escoltas Álex Llorca y el croata Marko Popovic, que también pueden desempeñar esa posición.

Luka y Doncic y Goran Dragic, los líderes y motores de una Eslovenia que ya es, por derecho propio, la gran revelación del Eurobasket, son el último obstáculo de la selección española hacia la final. Los balcánicos son el mejor ataque de la competición (89,7 puntos de media), sólo superados por Letonia a la que eliminaron en cuartos de final, mientras que el equipo español se queda muy cerca con 86,5 puntos.

En defensa, por el contrario, España luce galones de líder con 61,5 puntos en contra, mientras que los balcánicos aceptan 76,5 puntos por partido. El juego interior español es, con diferencia, el mejor del campeonato y Eslovenia presenta un perímetro de campanillas con Dragic y Doncic en el mascarón de proa del equipo.

NECESITA EL CONTROL DEL PARTIDO

Dicho esto parece claro que a la selección le convendría un partido controlado y con una anotación media, aunque contra equipos brillantes en ataque jugar a poco puntos reduce el margen de maniobra.Como en casos anteriores, parece claro que tanto Dragic como Doncic van a meter puntos y que la defensa española no debe centrarse tanto en bajar la cifra de anotación de estos dos jugadores como en frenar el juego que generan para el resto.

Si la circulación de balón de los eslovenos se ve ralentizada, sus opciones de tiro y penetración se van a ver disminuidas y su eficacia, también. España tiene más diversificada su fuente de puntos y además de Pau y Marc Gasol, en los distintos partidos han ido apareciendo Ricky Rubio, Sergio Rodríguez, Willy y Juancho Hernangómez y Carlos Sastre para sumar en ataque.

La experiencia también puede ser trascendental. La importancia del choque, que da paso a la final, puede pesar en un equipo joven que accede por primera vez a estas alturas de campeonato, mientras que España suma su décima presencia consecutiva en semifinales, que se dice pronto. Y además defiende título.

DRAGIC, DONCIC, RANDOLP…

Está claro que Eslovenia es algo más que Dragic y Doncic. Prepelic también suma y Randolph, si se centra, puede ser fundamental. Vidmar, es un pívot limitado en lo técnico pero rocoso en su juego y el resto aportan trabajo, ilusión y una fe incontestable hacia sus compañeros.

No se llega a semifinales invicto sin unas buenas y poderosas razones y Eslovenia las tiene, pero España llega en las mismas condiciones, también sin perder un partido, y con cada rival que ha tenido enfrente ha ido superando cuantas propuestas le han hecho.

MÁS CALIDAD

Tras superar la defensa al límite de Turquía más el ambiente hostil del infierno del Sinan Erden, contra Alemania superó un pésimo inicio y supo tener la cabeza fría, aguantando en defensa, hasta que surgió, esta vez Marc Gasol, como líder en ataque.

España tiene más experiencia, más calidad, más jugadores y más peso específico como equipo, pero Eslovenia tiene la juventud, la valentía y esa falta de responsabilidad que da haber alcanzado ya la mejor clasificación de siempre en su historia, que siempre es peligrosa y conviene no desdeñar.

Sergio Scariolo, entrenador de la selección española, comentó en la previa de la semifinal ante Eslovenia, este jueves a las 20.30 horas, que lo que más le preocupaba de ellos es “su eficacia defensiva”.

“He visto todos los partidos y a lo largo del campeonato me ha impresionado Eslovenia, no sólo en el partidos contra Letonia. Llevan una trayectoria fantástica, no han perdido ningún partido y han sabido adaptarse a grandes equipos, han ganado a tanteos bajos, a tanteo alto y son un equipo supercompleto y muy bien estructurado”, dijo Scariolo.

SUS PREOCUPACIONES

“Tienen los roles muy bien definidos, con una solidez defensiva que muy pocos tienen. Obviamente con dos puntos de producción de juego muy bien identificados en Dragic y Doncic, pero hay otros dos jugadores que me preocupan especialmente; Randolph, del que conocemos su talento y capacidad anotadora y Prepelic, al que le preveo un futuro a corto-medio plazo muy bueno, porque es realmente un jugador como a veces echamos en falta nosotros por su producción ofensiva tremenda saliendo del banquillo”, siguió.

“También está Vidmar, que permite tener un equilibrio entre defensa y ataque muy bueno. Me parece un equipo en el sentido más amplio de la palabra”, continuó en su análisis el seleccionador.

Scariolo puso el acento en la defensa de los balcánicos.

“Me preocupa más su eficacia defensiva. Con nuestra defensa confío en que con nuestra disposición y concentración podamos seguir defendiendo bien. Me preocupa su defensa porque se pueden acoplar muy bien a nosotros, pueden tener capacidad y energía para podernos defender bien”, explicó.

PACIENCIA EN ATAQUE

“No debemos impacientarnos si no salen tiros cómodos, que acabarán saliendo, y buscar nuestro momento, para que cuando llegue estemos preparados para tomarlo con confianza. No debemos precipitados y no podemos caer en la ansiedad de la anotación individual. Los puntos al final llegan a uno u otro. Debemos tener hambre de anotar como equipo”, siguió el entrenador.

Con Dragic y Doncic Eslovenia es un peligro constante. “Esa era nuestra idea con Sergi (Llull), tener dos jugadores constantemente amenazando en el bloqueo y continuación, lo tenemos puntualmente cuando jugamos con dos bases, pero con limitaciones físicas que ellos no tienen. Dragic y Doncic, tienen un tamaño muy superior al nuestro en esos roles. No se puede solucionar con el esfuerzo de un solo jugador, los grandes tienen que estar muy bien colocados en el campo, porque estos dos pueden terminar arriba contra los grandes”, subrayó.

En semifinales llega el momento de dar un paso más. “En cada partido hay que dar un paso más. Ganando uno de los partidos que nos quedan ganamos una medalla, que es para lo que hemos venido aquí. Hay que multiplicar todo, concentración, activación desde el calentamiento, para empezar bien el partido, disponibilidad y dureza en el choque físico, capacidad para dar un pase más y para renunciar a un tiro regular para encontrar uno mejor, aguantar los contactos que propondrá la defensa rival y no estar pendientes si los árbitros lo pitan o no, porque como preveíamos el nivel de tolerancia, sobre todo hacia nuestros hombres altos, es muy grande y si va a seguir siendo esta la tónica vamos a tener que acoplarnos nosotros, no nos queda otra opción”, apuntó.

SOBRE DONCIC

Lo que también resaltó Scariolo fue el juego de Luka Doncic. “Luka es impresionante como está jugando. Pensar que un jugador de 18 años está haciendo lo que está haciendo, hace que me frote los ojos. Hay momentos que no te lo crees, que pueda hacer eso con 18 años”, indicó.

Marc hizo un gran partido ante Alemania, pero más allá de su actuación hay que buscar que lo hizo desde el perímetro.

“El partido de Marc puede ser un paso importante y tenemos margen de crecimiento para mandar a Marc fuera y Pau dentro, para poder crear espacios desde la amenaza exterior del que está fuera y la amenaza interior. Si no tenemos un jugador específico para jugar de ‘4’ abierto y crear espacios para el cinco, debemos buscarnos la vida para crearlo”, finalizó Sergio Scariolo.