Inicio 1rs La Ley del Libro prevé una comisión técnica para coordinar las más...

La Ley del Libro prevé una comisión técnica para coordinar las más de 270 bibliotecas canarias

50
0
Compartir
Ley de Bibliotecas


  • El presidente del Ejecutivo confía en que el anteproyecto de Ley llegue al Consejo de Gobierno antes de finales de año para su remisión al Parlamento a principios de 2017

  • El nuevo texto se adecuará a las exigencias del siglo XXI con una nueva concepción de la lectura y del libro y la promoción de esta industria cultural, con los libreros como agentes culturales

  • El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha mantenido hoy, lunes 18 de julio, una reunión con una amplia representación del sector con la finalidad de hacerles partícipes en la redacción de la Ley Canaria del Libro y las Bibliotecas. Al respecto, agradeció la predisposición de administraciones, de las universidades canarias, de asociaciones de editores, libreros y bibliotecarios, por su indispensable colaboración en la elaboración de este marco normativo, cuyo anteproyecto podría estar disponible en 2017.

    Durante la reunión, que contó también con la asistencia de la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, María Teresa Lorenzo, se trasladó que el objetivo es que el anteproyecto llegue al Consejo de Gobierno a finales de este año para su remisión a la Cámara autonómica en el primer trimestre del siguiente.

    María Teresa Lorenzo, apuntó que “ya se ha comenzado a cumplir uno de los objetivos prioritarios de esta legislatura que no es otro que dar respuesta a una demanda histórica del sector, que permita estar a la altura de los nuevos retos que demanda la sociedad”.

    Al respecto se está trabajando en un texto adecuado a las exigencias del siglo XXI desde una nueva concepción y definición de la lectura y del libro y en la que se potencie la lectura como una herramienta básica para el desarrollo de la personalidad y también como instrumento para la socialización. Es decir, como herramienta fundamental para la capacitación y la convivencia democrática, e instrumento para el desarrollo en la sociedad de la información, transformándola en conocimientos, capacidad que se logra gracias al hábito lector.

    La Ley reconocerá la diversidad de formatos que ofrece el concepto ‘libro’, adecuándose a la nueva realidad, reconociendo la labor de sus diversos protagonistas, incluyendo escritores y autores, traductores, ilustradores y correctores y la promoción de esta industria cultural, con los libreros como agentes culturales.

    El presidente del Gobierno se refirió a los asuntos que serán abordados para la redacción del nuevo proyecto de ley, entre los que destacó la necesidad de clarificar el reparto de competencias entre la Comunidad Autónoma, los cabildos, los ayuntamientos, las universidades, las bibliotecas especializadas y la amplia cadena que interviene en el sector de la producción y comercialización del libro. En este sentido, Fernando Clavijo, señaló que el objetivo “no es otro que regularizar y ordenar el sector, adaptándolo a sus necesidades reales y a su modernización”.

    La Ley Canaria del Libro y las Bibliotecas facilitará, aún más, el acceso libre al conocimiento de todos los ciudadanos, residan en la isla que residan. Una ley que salve las dificultades que muchos canarios tienen para acceder al conocimiento, al desarrollo cultural y a la investigación, con especial énfasis en la promoción de las tecnologías de la información, pues las bibliotecas deben servir, además, para salvar la brecha digital a la que se enfrentan muchos territorios de nuestras islas.

    Sistema bibliotecario único

    Uno de los objetivos es la creación de un Sistema Bibliotecario de Canarias que aglutine a las más de 270 bibliotecas que existen en las Islas, entre universitarias, municipales, insulares, administrativas, especializadas, centros de documentación, bibliotecas de los centros de enseñanza no universitaria, coordinadas todas ellas por una comisión técnica que garantice la complementariedad y colaboración de todos los integrantes del sistema.

    Para el área de Cultura del Gobierno, solo con un sistema único se puede garantizar el derecho al acceso a la información de todos, sin que prevalezca discriminación alguna en relación con las personas y el contenido de los registros culturales y de información. Hasta el momento, los diferentes tipos de bibliotecas existentes en Canarias dependen de administraciones distintas que no tienen en cuenta el conjunto a la hora de realizar una política en esta materia.

    Por ello, es intención del Ejecutivo aprobar en esta legislatura una Ley Canaria del Libro y las Bibliotecas que cubra esa laguna, en un área que tan importante se ha mostrado en estos años de grave crisis económica y social. “Queremos contar desde el inicio con la participación activa de los colectivos que directamente intervienen en este ámbito cultural, de manera que el resultado sea fruto del consenso y de la colaboración” señala María teresa Lorenzo.

    El proceso iniciado se constituye como un avance en la elaboración del anteproyecto de Ley. Hasta el momento se han mantenido encuentros durante el mes de junio y julio, convocando en las islas de Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote a bibliotecarios, libreros, universidades, distribuidores y asociaciones profesionales.

    En todos los casos se ha puesto de manifiesto el reconocimiento y la necesidad de esta norma, en la que ocupará un lugar relevante las bibliotecas como instituciones básicas para la cultura, la educación y la información, al tiempo que el valor del libro como elemento no sólo cultural sino también de alto valor económico. Por otro lado, no menos importante, los sectores económicos implicados, libreros, editores, distribuidores, entre otros, que demandan planes que promuevan el sector y permita sostener este tejido productivo de marcado carácter cultural.



    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    *