Inicio Canarias En Canarias el Plan de Inspección del Transporte por Carretera 2016 marca...

En Canarias el Plan de Inspección del Transporte por Carretera 2016 marca como objetivo luchar contra la competencia desleal en el sector

228
0
Compartir

El documento fija las pautas de trabajo de los cabildos en materia de inspección sobre unas 10.000 empresas y autónomos

El sector del transporte por carretera de Canarias verá reforzado el control sobre los operadores irregulares. Es una de las directrices del Plan de Inspección del Transporte por Carretera para el año 2016. La Consejería de Obras Públicas y Transportes elevó dicho Plan al Consejo de Gobierno esta semana para su aprobación y puesta en marcha a partir del 1 de enero.

La consejera Ornella Chacón explica que “el correcto control de los distintos servicios de transporte de mercancías y de pasajeros es una garantía para los propios operadores y un elemento de seguridad para todos los usuarios de las vías del archipiélago”.

El documento, que impulsa la Dirección General de Transportes, dirigida por Elías Castro, fija las pautas de trabajo a los inspectores de los cabildos en coordinación con el Plan Nacional Anual del Transporte. Este sector está formado en el archipiélago por más de 10.000 empresas y autónomos dedicados al transporte público de viajeros y mercancías.

En este sentido, Canarias marca como objetivos destacados de la inspección para 2016 la lucha contra la competencia desleal en el transporte de mercancías y pasajeros, el control de los tiempos de conducción y descanso, la vigilancia permanente sobre los transportes escolares y de menores y la verificación del peso máximo de los bienes transportados.

En el Plan de Inspección del Transporte por Carretera se especifica que “considerando que la finalidad de la actuación inspectora es, con carácter general, mejorar el grado de cumplimento de la normativa en vigor, hasta límites razonables, en que el fraude existente no afecte de manera significativa a la ordenación del transporte por carretera; de ahí la necesidad de reforzar las medidas de control para luchar contra la economía sumergida y contra la competencia desleal”.

Dentro de las actuaciones previstas destacan el control sobre los servicios de transporte público, de mercancías, los tiempos de conducción y descanso, los tacógrafos y los limitadores de velocidad, la cualificación de los conductores, el peso de la carga, las condiciones de traslado de mercancías peligrosas, el transporte irregular de pasajeros en turismos y los transportes escolares y de menores de edad, entre otros aspectos.​

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*