Inicio Salud Donación de plaquetas, un gesto solidario para con los pacientes hospitalizados

Donación de plaquetas, un gesto solidario para con los pacientes hospitalizados

209
0
Compartir

El hemoderivado se obtiene de forma similar al proceso de donar sangre denominado ‘aféresis’, donde un separador celular es capaz de distinguir, separar y recolectar los componentes necesarios para una transfusión y devolver el resto al donante

 

Más del 90% de los procesos de aféresis que se realizan en el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH) son ‘plaquetoaféresis’, donaciones igual de indoloras que la de una donación de sangre por la que se separan las plaquetas para permitir la transfusión de éstas a personas con algún tipo de trastorno o deficiencia plaquetaria, mientras que el resto de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plasma) se devuelve al donante en el mismo proceso.

 

Las plaquetas son células fundamentales en la coagulación de la sangre. El nivel normal de concentración en sangre en el ser humano oscila entre los 150.000 y 300.000 plaquetas/mm3. Capaces de detener hemorragias, se destinan a pacientes bajo tratamiento quimioterápico, para trasplantes de médula ósea, diferentes tipos de leucemias y también para intervenciones quirúrgicas bien programadas o urgentes que puedan surgir.

 

Tienen una duración de vida muy corta de solo 7 días. Algunas personas pueden llegar a tener un déficit de plaquetas que debe cubrirse con una transfusión de plaquetas diariamente e incluso, en los casos más graves, varias veces en un solo día. Estos dos factores hacen que el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia deba planificar y gestionar este hemoderivado para contar siempre con un pool suficiente y así pueda abastecer las necesidades en los centros hospitalarios de las Islas.

 

Un gesto anónimo, voluntario y altruista

 

Todos los donantes de sangre con ‘buenas venas’ de acceso, y con cualquier grupo sanguíneo pueden ser candidatos aptos para la donación de plaquetas mediante aféresis siempre y cuando cumplan con todos los requisitos que se mencionan en el cuestionario previo que se realiza antes de donar, un gesto que, al igual que con la extracción de sangre, es un acto anónimo, voluntario y altruista.

 

Aféresis, un proceso sencillo

 

Debido a las caraterísticas de esta donación, lo indicado es solicitar cita previa. A partir de aquí, el procedimiento es tan sencillo como acudir a nuestros puntos fijos de extracción y dejarse guiar por los profesionales del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia.

 

Éste se puede realizar en las sedes del ICHH de Tenerife y Gran Canaria, donde el personal sanitario, altamente cualificado y formado específicamente para esta modalidad de donación, se encargará de explicar al donante cada paso de este proceso que dura aproximadamente entre 45 y 65 minutos, donde recibirá atención continua por parte de enfermería.

 

Una vez sentado en el puesto de extracción, el procedimiento comienza conectando el donante a la máquina o separador celular de aféresis. Solo se realiza un pinchazo para establecer un único circuito estéril y posteriomente desechable diseñado para garantizar en todo momento la seguridad tanto del donante como del futuro receptor.

 

En el momento en el que la sangre comienza a circular por el separador celular, ésta se separa mediante un sistema de centrífugas seleccionando por densidad el componente elegido, lo deposita en una bolsa recolectora y devuelve al donante los demás componentes, principalmente glóbulos rojos.

 

Durante este tiempo, los donantes estarán acompañados en todo momento en un entorno confortable donde además cuentan a su disposición con refrigerio además de consultar la prensa diaria o incluso, de televisión.

 

La donación de plaquetas (y también de plasma) puede realizarse con una frecuencia superior a la de sangre total, ya que la recuperación del donante es prácticamente inmediata  porque con la aféresis se devuelven los glóbulos rojos al final del proceso. Así, lo recomendable es que el intervalo entre una donación de plaquetas sea un mínimo de 15 días, mientras que cuando se hace de sangre total, se requiere esperar al menos 2 meses en el caso de los hombres, y de 3 meses si la donante es mujer.

 

La plaquetoaféresis es un procedimiento de donación muy importante en el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, porque cuando una persona decide donar específicamente plaquetas, en un solo proceso se llega a obtener de una sola vez un producto hemoderivado suficiente para una transfusión, mientras que si las plaquetas se obtienen de una donación de sangre habitual, el proceso es más complejo y se necesitan hasta 5 donantes diferentes para fabricar un pool de plaquetas.

 

Amadeo y Serafín, ‘ dos veteranos de la donación’

 

En Canarias, este tipo de donación tiene nombre propio, ciudadanos anónimos que durante décadas han repetido de forma generosa y altruista un gesto solidario que como reconoce Amadeo Blanco Prieto-Puga, “no cuesta nada”.

 

Amadeo es un ‘donante veterano’ que vive actualmente en Gran Canaria y hasta la fecha, lo ha hecho en 82 ocasiones. “Hace 33 años que di el paso por primera vez en Madrid cuando estaba haciendo la mili, a raíz de una campaña que inició Cruz Roja”. Hoy en día sigue colaborando con la donación de aféresis en la sede del ICHH en Las Palmas de Gran Canaria, una cita a la que no falta nunca.

 

En Tenerife, Serafín Rodríguez es un donante muy querido por los compañeros del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia. Operario de primera en una fábrica de cementos, ha donado desde que tenía 18 años. “El primer paso lo di cuando operaron a uno de mis tíos y necesitaban sangre de reserva. A partir de ahí, no he dejado de hacerlo. También lo hago porque es una forma de regalo, de compartir mis creencias, de ser solidario y generoso”.

 

Serafín, otro ‘veterano’ de este tipo de donación de aféresis, responde siempre lo mismo cuando le preguntan “qué es eso de la aféresis”. “No duele nada y además, desde el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia te tratan de maravilla; conmigo se portan como si fuera un compañero más”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*